Actualizado    13. 09. 19  

  APARTAMENTOS 

Vela Luka

 Isla de Korcula


Croacia
     

 
 
Contacto 
 00385/95/9026863

   Bienvenidos !

      

  

      

          Vjeka            You Tube            Playa          Google position                                                                                  

 

 Si usted quiere ser rodeado al ambiente de la naturaleza cerca del mar esto es el lugar correcto para pasar las vacaciones   

         Horario de ferries                                       Meteo

                                          

 

                

Historia

 

VELA LUKA (4.464 habitantes) es la mayor población de la isla. Está situada en el extremo occidental al interior de una profunda bahía, a 47 km de la ciudad de Korcula. Vela Luka es conocida al mismo tiempo como la población más antigua y la más nueva en la isla. Vela Spilja (gran cueva) – la evidencia prehistorica más importante de Korcula – se encuentra en el monte Spilinski rat, al noroeste de la ciudad y a 100 m sobre el nivel del mar. Una rica cultura neolítica centrada en la isla de Hvar (año 3.200 antes de Cristo) se comunicaba por el mar con el resto de vecinos del Adriático y del Mediterráneo. Una importante colección de los hallazgos encontrados en el asentamiento de Vela Spilja, se encuentran en el Museo Etnográfico, en el palacio Franulovic-Repak, cerca de la iglesia. En el mismo museo también se pueden encontrar objetos griegos y de la temprana edad media, procedentes de la región de Vela Luka. Más tarde, la ocupación de esta zona, por el hombre, fue escasa debido al peligro de vivir en un lugar desprotegido junto al mar. La bahía fue usada como puerto para el comercio con la vecina población por Blato, donde se encuentra el santuario de St. Marija Petkovic. Una nueva situación política y el fin del miedo a un ataque por parte de los piratas, trajo consigo un florecimiento de la vida en la bahía. Después de la llegada de estos nuevos habitantes den 1795, Vela Luka se convirtió rápidamente en el asentamiento más importante de la isla de Korcula. La población local se dedica principalmente a la construcción de barcos, a la pesca y la industria conservera de sardinas. A su vez, también hay trabajo en hoteles, en pequeñas industrias y fundamentalmente en el cultivo de olivos. Vela Luka es la mayor productora de aceite de oliva de Croacia. La iglesia de Saint Joseph se encuentra en el centro de Vela Luka. Se trata de un edificio de estilo barroco contruido entre el 1846 y 1848, en frente del cual se encuentra una interesante fuente pública que data del 1930. El museo, con los objetos neolíticos, la colección etnográfica y la galería de escultores y pintores que trabajaron en Vela Luka en el 1960 – durante el simposio de verano – está situado entre la iglesia y el embarcadero. Se puede encontrar también una escultura excepcional del gran Henry Moore. La iglesia más antigua es la de Saint Vicenz, es del 1489.

 

Paseando a lo largo de orilla del puerto hacia el norte, se llega a la bahía de Kale, donde se pueden encontrar lodos marinos curativos, que dan nombre a la pequeña bahía. Estos lodos junto con el agua mineral local curan enfermedades reumáticas. En 1972 se fundó un prestigioso instituto para la rehabilitación en esa ubicación de nombre Kalos. Si se continúa el camino por la misma orilla, se llega al Hotel Poseidon y la zona de baño público donde se pueden contratar excursiones de buceo. Una carretera comarcal te acerca a la bahía de Plitvine donde hay un grande y moderno hotel, Adria, que dispone de varias pistas de tenis y muchas otras actividades deportivas y de ocio. Desde el hotel existen conexiones por medio de barcos-taxi a las cercanas islas de Osjak y Proizd. Siguiendo nuestro camino hacia el oeste por la ribera norte de la bahía, nos encontramos con otra pequeña y coqueta bahía llamada Mikulina Luka donde se pueden encontrar alojamientos en apartamentos. Si seguimos el camino de la costa, nos encontramos con Gradina, una de las zonas más interesantes de la población de Vela Luka. Su nombre nos transporta a los tiempos de los Ilirios . Sobre una pequeña peninsula, se encuentra la iglesia de Saint John que data del 1419 junto a las ruinas de un monasterio Benedictino. La costa noroeste de la bahía fue un emplazamiento militar de acceso restringido hasta hace poco.

Desde el centro de Vela Luka hacia el sur llegamos al embarcadero desde donde existen conexiones diarias por ferry a Split y a la vecina isla de Lastovo. Más adelante se encuentra el astillero y la industria conservera de sardinas, una de las más antiguas de Dalmacia. Se encuentra distribuida en terrazas de forma que cubre la completa totalidad de la colina.

Fuera de la bahía de Vela Luka, en la costa sur de la isla se encuentra una de las más bonitas y tranquilas bahías de toda la isla de Korcula. Desde el monte Hum (376 m de altitud, situado al sur de la población) se puede disfrutar de una magnifica vista de la bahía y de los alrededores. En este punto fue instalado un puesto de observación durante el siglo XIX por la marina austriaca.

Vela Luka es conocida por sus canciones populares dálmatas y por sus cantantes, los cuales se encuentran entre los más populares en Croacia, tales como Oliver Dragojecic, Jasna Zlokic and Eli Zuvela. También los poetas croatas Danijel Dragojevic y Vjekoslava Ticinocic a la vez que el pintor y escultor Izvor Oreb, nacieron en Vela Luka.

 

 

Barcos-taxi y otro tipo de embarcaciones, transportan a los interesados desde Vela Luka a algunos de los lugares más interesantes de la bahía. Desde Plitvine "Hotel Adria" a la isla de Osjak (la isla del amor, protegida por una ley de preservación, por su madera) y a la isla de Proizd, la cual cuenta con instalaciones de ocio (el color azul cristalino del mar y sus playas naturistas). Las noches del verano de Vela Luka están llenas de actividades de entretenimiento de toda clase (actuaciones musicales, degustación de gastronomía local, etc.).

 

 

Isla de Korcula. Sin duda alguna, Korcula, ocupa un lugar privilegiado entre las islas croatas. Probablemente existan más cuentos basados en la isla que en nigún otro lugar. La isla tiene un gran número de ciudades famosas incluidas Korcula, Lumbarda y Vela Luka. El documento escrito más antiguo de toda croacia, el "Lumbardska psefizma", en griego, fue encontrado en Lumbarda. De acuerdo con la leyenda, Korcula fue fundada por el heroe troyano Anthenor en el siglo XXII antes de cristo. La ciudad italiana de Padua reclama tamabién su fundación. Escritores griegos y romanos de la antiguedad hablan sobre la ciudad de Korkyra Melania, establecida por los griegos desde Cnidus, la cual, según las mismas fuentes, habían forjado su propia moneda en el siglo IV. La versión latina del nombre, es Corcyra Nigra, Corcyra negra, debido a los espesos bosques de la isla. Korcula es, después de Lokrum y Mljet, la isla más boscosa de toda Croacia. La evidencia de una vida social más desarrollada se encuentra a partir del siglo XIII. El estatuto de Korcula, firmado en 1214, prohibía el comercio con esclavos por primera vez en toda Europa. En él también se habla del orden y la gestión de la ciudad. El estatuto de la ciudad estuvo vigente hasta la llegada de las autoridades francesas en 1806. Al final del siglo XIII tuvo lugar una batalla naval entre navíos venecianos y genoveses en el estrecho que la separa de la peninsula de Peljesac. El famoso comerciante, Marco Polo (que según algunas fuentes nació en Korcula), estuvo envuelto en ella. Las gentes de Korcula eran famosos trabajadores de la piedra, constructores de barcos y navegantes. Dejaron su impronta en numerosas esculturas y edificios a todo lo largo de Dalmacia, pero se reservaron sus mejores habilidades para su propia ciudad. Entre sus murallas, se pueden encontrar edificios del gótico tardío y renacentistas desde el siglo XV y XVI, y ejemplos de Barroco de los siglos XVII y XVIII. El edificio más valioso de Korcula, la catedral de St. Marcus, les llevó 150 años de construcción. En su dilatada historia, las calles de la ciudad, dispuestas regularmente en forma de «espina de arenque», han visto infinidad de batallas. Cada verano se reviven con el antiguo baile de los caballeros llamado Moreska que data del siglo XV. El baile evoca las batallas con los moros y fue popular a lo largo de todo el Mediterráneo. Pero en la actualidad solamente se conserva en la isla de Korcula. Representando el bien y el mal, los reyes blancos y negros luchan con sus espadas por una doncella. Afortunadamente el rey blanco vence. En Blato, situada como Roma entre 7 colinas, existe otro baile de caballeros similar, llamado «kumpanija» (compañía), que simboliza la lucha por la libertad.

 

arriba